Vivienda de uso turístico

Por 5 noviembre, 2018Noticias

Por vivienda de uso turístico podemos entender aquélla que el propietario bien directamente o a través de terceros, pone en alquiler por periodos de tiempo que no exceden de 31 días y a cambio del cual recibe una contraprestación económica.

En alquiler turístico es un mercado que está en pleno auge. Los propietarios que optan por este tipo de alquiler, afirman que así obtienen más rentabilidad que si lo hacen a largo plazo.

Su atractivo reside no solo en los mayores beneficios que obtienen, sino también en la facilidad y la rapidez con la que se alquilan. A lo que hay que añadir el incremento de la demanda de estos pisos turísticos, sobre todo en zonas situadas en el centro de las grandes ciudades.

Si usted es propietario y no sabe por cuál tipo de modalidad decidirse, la empresa Alquiler Seguro ha elaborado el I estudio comparativo sobre el alquiler turístico vr residencial que arroja datos de enorme valor para los arrendatarios y lo más importante es que especifica la rentabilidad de los dos segmentos en cada distrito de la ciudad de Madrid.

Es recomendable hacer un profundo análisis del mercado antes de inclinarse por cualquiera de las dos opciones. El precio, la rotación y la ocupación son factores clave para conocer si la rentabilidad es más elevada en una vivienda destinada a uso turístico o residencial.

Basándonos en los datos de la compañía Alquiler Seguro, el distrito de Salamanca, en Madrid se perfila como al gran filón de este tipo de arrendamiento. Basta con una ocupación entre el 40 %-50% para que la rentabilidad del arrendamiento turístico sea superior a la del residencial.

Tras Salamanca, otros distritos en los que la rentabilidad del turístico sigue siendo mayor que el residencial son, Chamartín, Moncloa -Aravaca, Retiro, Centro, Hortaleza, San Blas-Canillejas y Moratalaz.

Los gastos que implica un alquiler turístico son muchos más elevados que un residencial, por lo que para que sea rentable, debe registrar un mínimo de ocupación. Entre estos gastos hay consumos y suministros, que son a cargo del propietario, mobiliario, electrodomésticos, wifi y ajuar. No tiene ningún tipo de exención fiscal y a todo esto, hay que añadir la intermediación profesional, que se lleva en torno al 20% de los ingresos.

Bajo estos parámetros, la conclusión es que en cada zona interesa un tipo de alquiler. Se ha creado una burbuja informativa sobre el alquiler turístico, que desemboca en rentabilidades ficticias, que sólo se alcanzan cuando existen altos niveles de ocupación.

La responsable de estudios de Fotocasa, piensa que “la causa de la subida del alquiler se debe a que la demanda crece a un ritmo muy superior a la oferta por el cambio de los españoles en favor del arrendamiento y por la dificultad de acceso a la compra.”