En FITENI queremos acercar parte de la riqueza arquitectónica de la ciudad de Madrid a través de sus diferentes edificios. Uno de los centros empresariales por excelencia en la ciudad es el complejo AZCA, en el distrito de Tetuán, concretamente en el barrio de Cuatro Caminos. Está limitado por cuatro de las principales vías madrileñas en esta zona de la ciudad: la Avenida General Perón, el Paseo de la Castellana, la calle Raimundo Fernández Villaverde y la calle Orense. A pesar de que hace unos años se vivieron episodios de violencia e inseguridad en esta zona, lo que obligó al Ayuntamiento de Madrid a tomar medidas se seguridad, a día de hoy se mantiene como uno de los centros comerciales y de negocios más importantes de la capital.

El complejo AZCA surgió a mediados de los años 40 como ordenación del ensanche norte de la Castellana previsto en el Plan Bigador (1946). En el concurso que se convocó para su creación, se buscaba potenciar el carácter plurifuncional del espacio a la vez que desarrollar diferentes servicios y criterios urbanísticos. El concurso fue ganado por el arquitecto Antonio Perpiñá Sebriá en 1957, aunque el plan parcial que lo recoge se aprueba en 1964 y la construcción no comienza hasta finales de esa década.

Una ambiciosa propuesta arquitectónica

Inspirado en el Rockefeller Center (construido en 1939 en Nueva York), por el proyecto pasaron diferentes arquitectos, como se puede ver en la imagen un tanto heterogénea e incoherente a nivel arquitectónico del espacio. Cuando se proyectó, se encontraba situado en las afueras de la ciudad y el propósito era construir una zona de oficinas separada en diferentes niveles integrados en un espacio agradable y común: la parte superior de circulación para peatones, y la parte inferior y soterrada, para vehículos y aparcamientos. También se previó la construcción de una biblioteca, un jardín botánico o un Teatro de la ópera, aunque nunca llegaron a construirse. Sí que se tuvo en cuenta el potencial de la creación de una gran estación ferroviaria: Nuevos Ministerios, que se inauguró en 1967 y a la que llegó el servicio de metro en 1979.

Numerosos bancos tienen en AZCA su sede

En la actualidad, el complejo AZCA es la sede de numerosas empresas que instalaron sus oficinas allí, destacando principalmente las entidades financieras o bancarias. Entre ellas sobresalen el edificio Trieste de Pedro Casariego y Genaro Alas, el Edificio BBVA (ahora Castellana 81) proyectado por Sáenz de Oíza; La Torre Picasso, obra de Minoru Yamasaki; los Sollube, de José Luis y Félix Íñiguez de Onzoño; el edificio de Cristalera Española (Castellana 77), de Manuel Aymerich Amadios, y el Edificio Cadagua, también de José Luis y Felix Íñiguez Onzoño junto a Ricardo Magdalena, José Luis Arias Gil y Emilio de la Torriente.

En su momento, algunos de los edificios más altos de la capital se encontraban en esta zona: la Torre Picasso mide 156 metros y la Torre Europa 120 metros, aunque actualmente destacan más por el conjunto arquitectónico global y por el ambiente diario de oficinas. Una curiosidad: la torre Windsor, destruida en un incendio en 2005, se encontraba en el lugar donde hoy está la torre Titania, ocupada principalmente por el Corte Inglés. Un acercamiento a la arquitectura del corazón financiero de la ciudad.

Guía de Arquitectura. Conoce más edificios singulares de Madrid:

Arquitectura de Madrid. Descubrir la ciudad gracias a sus edificios